ASTRABUDUAKO 1-1 CADETE A

El Astrabuduako comenzó a la hora el partido, mientras que el Abadiño tardó media hora en entrar en el partido. El equipo verdiblanco entró dormido al partido y el empuje del Astrabuduako le dejó tocado. El Abadiño parecía atontado en el campo, parecía un equipo sin pies ni cabeza, que llegaba tarde y no sabía cómo presionar al equipo rival que intentó desde un inicio jugar. Parece que media hora después, el Abadiño encontraba la forma y robó muchos balones que no aprovechó para marcar. Nada más comenzar la segunda mitad, el Abadiño encajaba un gol que tras una falta que no era concedida al equipo verdiblanco, el Astrabuduako se ponía rápido delante de Velardiez y le colaba el balón por encima. A partir de aquí se vio un Abadiño diferente. Un Abadiño que había visto las orejas al lobo y que ahora tenía que ponerse al 200% para poder superar el partido. En un gran pase de Eghosa que llegaba a Delko, este finalizaba muy bien haciendo el empate poco tiempo después del gol. El Abadiño cogía rápido el balón, con la ambición que hacía falta desde el inicio. Las prisas muchas veces no es buena compañía, y así lo fue debido a que el Abadiño buscó mucho juego vertical, olvidándose de como hacía antes previamente más daño en la primera vuelta. Algunos jugadores desconectados tampoco ayudaban del todo a que fuera mejor, pero la confianza después de todo lo dado en temporada, hizo que se quedaran en el campo, ya que han sido el poder en la primera vuelta. Pero está claro que todo eso puede llegar a cambiar si se ve la actitud y pensamiento negativo reflejado en el partido. El Abadiño no consiguió marcar el segundo, ni tampoco el Astrabuduako, que también tuvo alguna ocasión que hizo temblar al equipo verdiblanco.

Otro partido más que pasa y que el Abadiño no consigue la victoria. A diferencia con los anteriores dos partidos que se han conseguido sendos empates, este partido se puede comparar más al partido del Indartsu. En dicho partido el Abadiño jugó sin actitud la primera mitad y se le vio muy perdido. Contra el Danok el Abadiño tuvo buena actitud, luchó, intentó jugar y se mereció claramente los 3 puntos. Contra el Portugalete, fallos puntuales hicieron que el Abadiño tras el 0-2 se viniese algo abajo, pero luego la actitud cambió. En este y en el anterior partido hay una cosa que podemos comparar, y es el de que mientras tú miras hacia abajo o no crees en las posibilidades hasta tener un estímulo positivo, el rival coge más posibilidades de ganar. Todos los equipos juegan. Todos los equipos son complicados. Momentos de relajación solo llevan a cosas negativas. Lo único que queda es levantar la cabeza, LUCHAR EN EQUIPO, dejarlo TODO en el campo e ir a buscar esos puntos SIN PRESIÓN. Disfrutando como se hizo en la primera vuelta. No nos volvamos locos con objetivos y centrémonos en las cosas que tenemos que centrarnos. Así seguro que todo irá mejor.

PUNTOS: 3) IRINEO 2) JONAN 1) MARTZEL

2020-02-12T17:50:49+00:00

Leave A Comment

16 − doce =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies